Salmorejo de remolacha

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Hoy traigo una receta más bien veraniega, por eso de ser salmorejo, pero que para mi gusto se puede comer todo el año (si por mi fuera, comería salmorejo clásico o cualquier variante todos los días, ¡es mi plato preferido!).

El salmorejo es muy conocido en Andalucía, sobre todo en Córdoba (de donde es originario) y en Sevilla, que lo tenemos por todas partes. Para el que no lo sepa, normalmente el ingrediente principal es el tomate, pero durante las navidades fui a comer al Restaurante Gaia de Sevilla (a quien no lo conozca, lo recomiendo 100%, sobre todo a medio día, tienen unos menúes muy completos y riquísimos), y probé un salmorejo de remolacha que me encantó (¡nunca se me habría ocurrido!). Esta es mi versión, el salmorejo del Gaia estaba más moradito, pero bueno, cada maestrillo tiene su librillo 😉

Receta de salmorejo de remolacha

Ingredientes (2 personas)

4 remolachas pequeñas previamente cocidas

1 tomate Sigue leyendo

Pitas de seitán (veganas)

Shawarma de seitán

Muchas noches me quiebro la cabeza pensando en la cena… no sé por qué no me inspiro a esas horas, supongo que estoy cansada y no me apetece currarme tanto la comida como al mediodía…

Una buena opción por aquí es un “take-away”, o lo que es lo mismo, pedir comida para llevar, y uno de los grandes clásicos es el típico shawarma también llamado kebab (según mis investigaciones, el kebab no es más que la carne asada en un pinchito, mientras que el shawarma es el conjunto de pan, carne y ensalada). Gracias a que en Inglaterra hay mucha variedad para vegetarianos, el shawarma tiene su versión deliciosa, bien de falafel o de halloumi (queso chipriota que ha sido un gran descubrimiento). Pero a veces no apetece salir de casa, o simplemente nos gusta hacer nuestra propia versión del plato (más sana y como en casa, ¡en ninguna parte!). Sigue leyendo

Primeras navidades vegetarianas

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

¡Vuelta de las navidades en España!

Al ser mis primeras navidades como vegetariana he observado dos cosas principalmente: 1) es muy difícil ir de tapas por Sevilla si no comes animales, 2) no hay nada comparable al producto fresco español/andaluz.

Como en mi familia y entorno somos todos de buen paladar, y tengo la suerte de que a mi hermano le encanta la cocina, he podido degustar todo tipo de platos, muchos adaptados especialmente para mi (¡qué importante me he sentido!). Por otra parte, cuando he ido de tapas he pasado de la frustación a la resignación, y desde aquí hago un llamamiento a los bares sevillanos a que incluyan en sus cartas algo más que papas y queso, porque de verdad que una se aburre de tanto queso (por no decir que un vegano se muere de pena…). ¡Con la de platos vegetarianos que tenemos en Andalucía, por favor! He de destacar los momentazos que me ha dejado ir de tapas con mi amiga Mari, que es más apañá que un jarrillo de lata. Como sus padres regentan el Restaurante Casa Navarrete (Cantillana, Sevilla), he podido disfrutar de grandes tapas adaptadas a mi dieta, no solo porque ella es mi amiga y sus padres me quieren mucho, sino también porque son igual de apañados y comprensivos que ella. Y el otro momento a destacar fue cuando en un bar de tapas al que solía ir antes de mi cambio de dieta y que no tenía absolutamente NADA para mi, ella, ni corta ni perezosa, se metió en la cocina para que me hicieran una tortillita de papas. ¡Cómo te quiero Mari! (y gracias a la cocinera también por ser tan apañada…). Sigue leyendo