Sopa de berenjenas y sésamo

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El verano pasado estuvimos en Hyper Japan, una feria de cultura japonesa que se hace en Londres y que nos encantó. Una de las partes más interesantes para mi fueron las clases de cocian japonesa, pude asistir a tres de ellas, y al profesora era la mar de apañada, lo hacía todo facilísimo, por eso empecé a experimentar por fin con una cocina que siempre me ha encantado.

Al volverme vegetariana pensé que una de las cocinas que iba a echar más de menos era la japonesa, pero ignorante de mi, todavía no conocía la cocina Shojin Ryori. Shojin Ryori es la cocina de budista de Japón, y, gracias a que en la feria Hyper Japan también había puestecitos de libros, pude hacerme con “The enlightened kitchen” de Mari Fujii. Es un libro muy sencillo, con pasos muy bien explicados que te inicia en este tipo de cocina y a mi desde luego me dejó con la agradable impresión de que la cocina vegetariana no es limitada, sino desconocida 😉

Así que hoy comparto esta sopa que se ha convertido en una de nuestras favoritas para cenar, porque es sencilla, ligerita y está buenísima 🙂

 

Receta de sopa de berenjenas y sésamo

Ingredientes (2 personas)

Media berenjena grande

1 cucharada de miso rojo

2 cucharadas de sésamo (tostado o no)

500 ml de caldo de alga konbu

Aceite de sésamo

 

Receta:

Lo primero es hacer el caldo de alga konbu. Yo he encontrado una especie de “avecrem” de konbu en un supermercado japonés de Londres, que uso cuando no tengo caldo hecho, pero si no se encuentra, el caldo de konbu es sencillísimo de hacer en casa. Se corta un trozo de alga de 10 x 10 cm, y se pone en un cazo con 1 litro de agua. Calentar a fuego lento durante una hora. Cuando pase la hora, colar el caldo y ¡listo! El líquido se reducirá mucho, pero saldrán más de 500 ml, por lo que se puede congelar el resto para usarlo en otro momento.

Mientras se hace el caldo, podemos poner la berenjena en agua para que pierda su amargor. Para ello, cortamos la berenjena en cubos grandes y la ponemos en agua con una pizca de sal (¡muy poca!). Cuanto más tiempo esté en el agua, menos amarga quedará.

Una vez que tengamos el caldo de konbu, vamos haciendo el resto de la sopa. Mientras las berenjenas siguen en agua, tostamos el sésamo si es que no lo hemos comprado tostado. A mi me gusta más tostarlo yo misma, porque suelta una grasita estupenda y un olor buenísimo que perfuma toda la casa. Para tostarlo, simplemente se pone en una sartén sin aceite y se va dorando hasta que veamos que tiene buen color doradito (sin quemarlo). Sacamos el sésamo y los machacamos la mitad en el mortero (en la otra mitad se queda el grano entero). Reservamos.

Ahora haremos las berenjenas. Ponemos el aceite de sésamo en el cazo que vayamos a hacer la sopa, calentamos y echamos las berenjenas. Las vamos dorando hasta que se vean blanditas y con un color tostado. Una vez doradas, echamos el caldo konbu y vamos cocinándolas a fuego medio. Cuando veamos que están blanditas, echamos el sésamo machacado y el miso a la sopa, removemos y apagamos el fuego. Lo último siempre es el miso, porque si se calienta mucho, pierde propiedades.

Servimos y ponemos en la mesa el resto del sésamo para que los comensales se sirvan más si les apetece (para mi gusto, cuanto más sésamo, más rico). ¡Y ya está lista!

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s